marzo 03, 2009

El Queso que quizo ser Evo


Es la historia de un Queso, que soñó con ser Evo. Lo logró por unos minutos de fantasía en la tierra de la imaginación. El registro fue expuesto en salas de cine del país y de otros más. Luego de su fugaz paso por el "glamour" de la pantalla grande (OJO nadie le resta el mérito), decidió hacerse dirigente, como Evo. Buscó una actividad basada en el sentimiento que solo lo conocemos aquellos que somos inquilinos y decidió ofrecer techo a muchos carentes cuyos sueños eran más mundanos.
Hasta ahí, todo marchaba bien. El Quesito, buscó acelerar su camino hacia la fama y el prestigio político (como Evo), pero ésta vez a la mala. Cometió muchos errores (no digo delitos hasta que no se prueben) y aprovechando de la ilusión de los que soñaban con su techito, metió la pata. Esta mañana el Quesito se preguntó ¿quién la había robado su queso? y se fue e la fiscalía. Zas, un ratón leguleyo decidió atraparlo y ahora aguarda por el pronunciamiento de un Juez.

Como inquilino de toda la vida, he ambicionado que el acceso a la vivienda sea un derecho, con los deberes que se impongan. En este país de inquilinos, queda pendiente una reforma estructural para la temática de la vivienda. No obstante, aprovechar de las aspiraciones de menos favorecidos, con chantajes a unos y extorsiones a otros, no creo que sea el camino al diseño de soluciones estructurales y menos de construcción de liderazgos instantáneos, por muy parecidos al presidente que seamos.

2 comentarios:

Julio Aliaga Lairana dijo...

Una explicación necesaria, para que pueda caer y entender el fondo profundo del mensaje del spot sobre el queso. Entiendo lo del doble, entiendo la emilación, entiendo la sobrepasada... lo que no entiendo es lo del queso. ¿Por qué queso? Gracias por la respuesta.

El Educas dijo...

Por que el personaje se lama Valerio Queso