diciembre 31, 2007

Bienvenido 2008

Aunque pueda parecer ingenuo, me lleno de esperanza para recibir el nuevo año. Pido permiso para expresar estos deseos en esta plataforma digital.


Mis deseos para el 2008
Que sólo tengan derecho a conservar su status quo aquellos que sepan lo que significa. Los demás podrán cambiar si así lo desean.

Que l@s ciudadan@s sean de una u otra forma miembros de alguna oposición, así que tod@ ciudadan@ será una minoría.

Que los amigos sean la patria de uno, así que la territorialidad se expanda con su ubicación geográfica

Que se garantice el Derecho a la Ternura.

Que el arco iris pertenezca a todos l@s ciudadan@s, y que ningún grupo pueda apropiarse de color alguno

Que nadie imponga la ley del hielo en las escuelas por sus efectos sicológicos.

Que se les reconozca la territorialidad autonómica a las parejas que caminen soberanamente enamoradas por las calles

Que los suspiros sean libres y los piropos se agradezcan

Que el único poder absoluto en manos de una sola persona sea el del control remoto, y eso si no hay niños presentes

Que se imponga la desobediencia y le rebeldía contra lo injusto, que nadie sea obligado a aplaudir al líder sin la convicción de creer en él.

Que florezcan los orgullos a las identidades y que estas se multipliquen al infinito en base al respeto, la tolerancia y la diversidad. Que se fomente la pertenencia y la identidad sin halos de superioridad

Que se premie la posibilidad de plantar flores y que se multipliquen los parques.
Que el humor sea incluido como parte de nuestros valores nacionales e identidad. Que Todo asunto y figura pública que no pueda ser vista por el lente del humor sea sospechosa de atentar contra la democracia

Que la cocina sea parte esencial de la cultura y sea protegida por el Estado.

Que todas las noches sean noches de boda y que nunca se acaban las lunas de miel. Que las penas de amor no sean tan ruidosas y los vecinos puedan dormir

Que los niños y las niñas aprenderán a leer antes que hablar

Que no se hable más de la diversidad sexual, que nos baste con entender la felicidad humana

Que los niños no vengan al mundo “con una pan bajo el brazo”, sino con identidad, su cupo en la escuela y un parque cerca.

Que nunca falte el vino, la chicha y la cerveza para alegrar los buenos momentos, para celebrar el amor y para sanar el desengaño.

Deseos de un bloguero venezolano con algunos aportes y modificaciones del autor de este blog.

2 comentarios:

Escéptico dijo...

Como siempre, ¡salud! por tus deseos. Un abrazo

Anónimo dijo...

Originales pedidos....
Penche