julio 06, 2007

Fallas en la matriz

Para nadie es un misterio el alto grado de concentración y centralización del poder en manos de tres personas en el país. Evo, Alvaro y Juan Ramón, son el vértice de una pirámide que concentra la actividad total de las dinámicas centrales del Estado. Temáticas tan disímiles como el veto a la altura, la Constituyente, la definición de los cargos públicos, los conflictos, la política exterior y hasta los detalles mínimos de la gestión, deben pasar por su conocimiento y aprobación (o rechazo). Son la matriz de un esquema de poder de tintes "monárquicos" que han "superado" los poco funcionales mecanismos de consulta, a tal punto que los propios miembros del gabinete temen equivocar sus procedimiento y generar una molestia en cualquiera de los sujetos de esa trinidad. El problema que explica la falla en la matriz, consiste en que por debajo de ellos se viene generando un vacío terrible de coordinación, comunicación, flujos de información y hasta de relacionamiento humano, que hacen a la gestión y su racionalidad. La funcionalidad de la jerarquía, se interrumpe y el vació es sustituido por elementos de la confianza plena del triunvirato que normalmente son funcionarios de nivel intermedio (varían desde secretarias hasta edecanes, pasando por jefes de gabinete), que se atribuyen (o les atribuyen) responsabilidades de delicada atención. Esa falla en la matriz puede ser muy riesgosa pues se desnaturaliza la gestión y se crean entornos y filtros (perversos) como le sucedio al Dr. Siles. A buen entendedor, pocas palabras.

4 comentarios:

JuAnPaBlOff dijo...

bueno creo que lo de siles fue claro, pero me hago una pregunta acaso esta matriz solo fue de gobiernos de izquierda y estos tintes monarquicos acaso no fueron de derecha también? un ejemplo en las gestiones del general banzer, acaso no goberno su mujer y toda la familia banzer incluido el yerno chito valle, o antes acaso no gobernaba detras de una figura presidencial la historicamente llamada la rosca, todos ellos un puñado de tres o cuatro personas, creo que los tintes monarquicpos se encuentra en toda las historia boliviana y ni hablar del oriente boliviano porque ahi si fue y sigue siendo monarquia donde no funciono la consulta.

Anónimo dijo...

como defender la democracia sino te dejan y restringen tu opinion, como defenderse de los tintes monarquicos supuestamente superados si no te dejan opinar, si te borran, si te hacen callar.
no entiendo y no entiendo como pedimos paz sino sabemos y no queremos tolerar... doble discurso.
juanpabloff

El del Ágora dijo...

... y como son humanos, hasta problemas de salud. Para no hablar de la angustia que deben sentir al comprobar que las cosas no funcionan...

LIBRE PENSADOR dijo...

Janpabloff: Absolutamente de acuerdo con lo que observas, la derecha tuvo siempre esos rasgos por su naturaleza autoritaria, a pesar de que se hayan disfrazado de demócratas en ese "festival electoral" del pasado reciente. Pero, por lo mismo, esos errores del pasado debían ser entendidos por los que ahora propugnan el cambio y la inclusión.