agosto 01, 2007

Todos por los blogs

Sin dejar de fijar mi atención (como la de todos) en el 6 de agosto venidero, y luego de la severa reflexión de Julio Aliaga sobre mi disciplina bloguera, vuelvo a proponer un desafío: TODOS CON SU BLOG.
La premisa de todo mundo con su blog es de Sebas Molina, en ocasión de una interesante experiencia conjunta vivida en Cochabamba con el Colectivo Si Bolivia. La frase no deja de ser provocativa, cuando nos ponemos a pensar en las infinitas posibilidades de este herramienta digital. Y es que el blog, lejos de parecer una extravagancia de adolescentes de clase media alta, se viene convirtiendo en una herramienta para la difusión de ideas, propuestas, iniciativas, contenidos y hasta elucubraciones. Aunque las posibilidades son múltiples, estimo que se pueden concretar en algunas opciones claras: negocios, política, activismo, ámbitos académicos y comunidades de intereses (y/o preferencias). Provoquemos a los profesores y alumnos, a los intelectuales, a los políticos, a los activistas de distinta naturaleza, entre otros más, a pensar en esta nueva dimensión que se ofrece de forma gratuita y como un código contemporáneo. Vamos conozcamos algo más y comencemos con la aventura bloguera.

Este artículo de La Época es muy interesante para comentar sobre el fenómeno "reciente para nosotros" de los Blogs.

4 comentarios:

Julio Aliaga Lairana dijo...

Bien Eduardo. He puesto mi granito de arena y estás nuevamente en la bloggosfera. Ahora cada uno con su blog viene a ser la gran consigna. Y por lo que veo, estaremos juntos el 1º de septiembre en Santa Cruz, con el encuentro bloguiviano.

Jorge dijo...

Tienes razón al decir que los blogs son una fuente de pensamiento libre para lo bolivianos y me apunto y te apoyo para que como dices: profesores, alumnos, a los intelectuales, a los políticos, a los activistas de distinta naturaleza, entre otros más, se unan compartir ideas en los blogs y tomen la herramienta de Internet no solo como fuente de diversión sino como fuende de conocimento casi ilimitado del mundo y la ciencia.

Anónimo dijo...

Sin embargo los blogs tienen sus peligros por ejemplo certificación de autenticidad. ¿Tienen los blogs firmas digitales?. También lo que se puede decir puede ser simplemente lo que se le ocurra a alguien sin documentarse previamente. Al igual que las respuestas. En pocos blogs se ven referencias serias a las contestaciones por la ley tal, por el diccionario pascual...poniendo la url para comprobarlo existente en el propio internet. También está a los ojos del mundo 'hacker' te pueden echar por tierra años de trabajo (borrarlo) pero esto es común a cualquier sitio de internet. A ataques por fuerza bruta de claves, a inyecciones de carga utilizados para hacer pruebas de rendimiento por las empresas informáticas. Supongamos que alguien se hace famoso por un blog pues otro le roba la identidad y le humilla. Pongamos un caso digno de mención este blog tán sólo tiene un sistema de seguridad y es la verificación de esta palabra simpemente para no inyectar 1000 respuestas en un min que les tiraría sus servidores de correos. ¿Están ustedes preparados técnicamente para esto? ¿tienen servidores propios protegidos mediante firewalls?
Demostración hackeo a un blog:
http://www.fayerwayer.com/2006/12/fayerwayer-hackeado-pero-de-verdad/

LIBRE PENSADOR dijo...

Gran cuestionante y coincido con usted sobre las medidas de seguridad y los otros aspectos tecnológicos que seguramente la mayoría de lo blogueros desconoce. No obstante, la tergiversación (deformación, contaminación, adaptación, distorsión, etc.)de las opiniones, se da en mecanismos más mundanos como la televisión y basta ver cualquier informativo que otorga entre 20 y 30 segundos a la cobertura de un hecho noticioso y bajo el pretexto de la edición, se transforman opiniones, pareceres, etc.
La discusión se puede mirar desde distintos ángulos (sociales, tecnológicos, éticos, entro otros más), no obstante su post me lleva a la reflexión íntima y sincera de la actividad y me ocuparé de darle vueltas. Ojala vuelva a contar con su certera visión en futuras réplicas.